La tecnología digital llegó para quedarse. El uso del correo electrónico, los catálogos de compras y shopping virtuales, los portales y sitios en internet, la conectividad, el home banking, etc.; son cosa de todos los días. La búsqueda de información de cualquier tipo, está al alcance de los consumidores. Esto lo convierte en autónomo y protagonista de sus decisiones.

Hoy no basta con ganar nuevos usuarios, en sostenerlos, y en demostrarles lealtad y renovar su confianza cada día, porque en Internet, el resto del mundo está sólo a un paso. El desafío para las empresas consiste en implementar productos y servicios que conviertan a su empresa en un negocio virtual, aprovechando todo lo disponible y accesible.







 
© Todos los derechos reservados - 2002 - 2010