Algunos de los beneficios que proporcionan las redes virtuales privadas son:

No requieren inversión en infraestructura, sólo se presuscriben las líneas al proveedor seleccionado.

Permiten enrutar las llamadas dependiendo de la hora, el día de la semana y el origen.

Ofrecen transparencia y confiabilidad al usuario.

Representan un esquema dinámico y flexible que se adapta rápidamente a los cambios del entorno de la compañía.

Son plenamente compatibles con los esquemas de redes privadas ya implementadas.

Facilitan la facturación y ofrecen reportes detallados.






 
© Todos los derechos reservados - 2002